Atacante de NY pidió colocar la bandera del EI en su cuarto de hospital

El inmigrante de Uzbekistán y autor del atentado terrorista de Nueva York, Sayfullo Saipov, pidió a miembros del hospital donde es atendido que colocaran una bandera del autodenominado Estado Islámico en su pieza.

Según consigna Infobae, Saipov reconoció que estaba planeando el ataque desde hace un año y eligió el 31 de octubre para “causar el máximo daño”.

El atacante, que llegó a Estados Unidos en marzo de 2010, se enfrenta a un cargo de terrorismo que puede llevar una condena máxima de cadena perpetua.

Saipov entró al tribunal esposado y con grilletes en los pies para que le leyeran sus derechos procesales, en una silla de ruedas. Por medio de un intérprete ruso oyó los procedimientos y solo utilizó el inglés para darle gracias a la magistrada.

El abogado que lo representa, David Patton, indicó que tenía planeado pasar la noche en su celda, debido a que ya tenía el alta médica, luego de recibir una bala cuando fue neutralizado por la policía.

Los cargos contra Saipov, de 29 años, se conocieron un día después del ataque cerca del World Trade Center que dejaron ocho personas muertas. Investigadores en varios estados se apresuraron a rastrear los pasos del agresor y entender sus motivos. Una nota abandonada en la camioneta rentada decía “Súplica islámica. Prevalecerá”. Dicha frase comúnmente se refiere al Estado Islámico y Saipov tenía en su teléfono propaganda de ISIS, agregó el FBI en la denuncia criminal.

Esposado y encadenado de los pies, Saipov asintió con la cabeza cuando se le leyeron sus derechos durante una breve audiencia en el tribunal que el acusado siguió a través de un intérprete ruso. Afuera de la corte, su abogado de oficio David Patton, declaró que deseaba “que todos permitan que siga el proceso judicial”.

“Les prometo que como tratemos al señor Saipov en este proceso judicial dirá mucho más sobre nosotros que sobre él”, añadió Patton.

Saipov habría también precisado a los agentes que alquiló otra camioneta el 22 de octubre para entrenar, y habría elegido el día de Halloween “para estar seguro de que habría mucha gente en las calles”, según la fiscalía.

También pidió desplegar la bandera negra del Estado Islámico en su habitación de hospital y dijo a los investigadores estar “satisfecho de lo que hizo”.

Los fiscales acusan a Saipov de dos cargos: suministrar apoyo material y recursos a una organización extranjera designada como terrorista, y violencia y destrucción de un vehículo.

El acusado podría ser condenado a un máximo de cadena perpetua. Investigadores federales podrían también pedir la pena de muerte.

Facebook Comments

Autor entrada: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.