El cambio climático ya perjudica la salud de todos los países del mundo

El cambio climático ya tiene un impacto concreto en nuestra salud, advirtió un informe publicado este martes, que insta a acelerar la transición hacia una sociedad con bajas emisiones de carbono.

Los “síntomas” provocados por el aumento de las temperaturas y la multiplicación de los “acontecimientos climáticos extremos” son “visibles desde hace unos años y su impacto en la salud es peor de lo que pensábamos”, señala el estudio publicado en la revista médica británica The Lancet.

Entre el 2000 y el 2016, 125 millones de personas estuvieron expuestos a olas de calor, con serios problemas a la salud que van desde el estrés o la insolación hasta la insuficiencia cardíaca o una lesión renal por deshidratación.

El cambio climático también ha incrementado el campo de acción del mosquito del dengue, y su capacidad de transmisión ha aumentado en un 9,4 por ciento desde 1950, mientras que el número de personas con dengue se duplica cada década.

“Esperamos un cambio radical de los gobiernos para hacer frente a los impactos del cambio climático…Los beneficios económicos y para la salud serían enormes. El costo de la inacción se contabilizará en pérdidas de vidas que se pueden prevenir”, afirma Anthony Costello, copresidente de The Lancet Countdown.

Además, entre 2000 y 2016, 125 millones de adultos mayores de 65 años estuvieron expuestos a olas de calor, con impactos en la salud que van desde el estrés o la insolación, hasta episodios de insuficiencia cardíaca o riesgo de lesión renal por deshidratación.

El aumento de las temperaturas también ha dado como resultado una reducción de un 5,3% en la productividad laboral en personas que realizan trabajos manuales al aire libre en áreas rurales, ​​lo que incide a su vez en los medios de vida de estos individuos, sus familias y sus comunidades.

Por otra parte, el cambio climático ha aumentado también el campo de acción del mosquito del dengue. Su capacidad de transmisión se ha incrementado en un 9,4% desde 1950 y el número de casos de personas con dengue casi se ha duplicado cada década.

Entre 2000 y 2016, el número de desastres relacionados con el clima (huracanes, inundaciones, sequías…) aumentó en un 46%, apuntan los investigadores.

Aunque no se puede atribuir de forma certera estos fenómenos al cambio climático, su vínculo es “posible”, y hay pocas dudas de que en el futuro haya un aumento de la “frecuencia y gravedad” de estos desastres naturales, agregan.

El informe titulado The Lancet Countdown on Health and Climate Change fue realizado por 24 organismos internacionales, entre ellos la Organización Mundial de la Salud y la Organización Mundial de Meteorología.

Facebook Comments