Hollywood contra la sombra de Harvey Weinstein: el final del imperio de un depredador sexual

Hace poco que comenzó el terremoto Harvey Weinstein y todavía no se conoce ni su intensidad real ni cuándo dejará de resquebrajar el suelo de la industria cinematográfica más potente del mundo. De momento ha servido para desenmascarar a un «depredador sexual» y que sus víctimas puedan denunciar sin miedo.

También, para demostrar hasta qué punto Hollywood protege a quien maneja el dinero. Cuando todo pare, además del recuento de víctimas, se podrá ver qué medidas reales se han tomado para evitar nuevos Weinstein en el futuro.

El escándalo sexual de Harvey Weinstein que se destapó hace unos días parece que no deja de ir a más. Actrices como Angelina Jolie, Gwyneth Paltrow o Asia Argento no tardaron en sumarse a las acusaciones contra el productor de ‘Shakespeare In Love’, siendo además despedido de su propia compañía.

Varias mujeres que han acudido a la BBC afirmando haber sido objeto de acoso por parte de Harvey Weinstein, el productor cinematográfico de Hollywood caído en desgracia en la última semana tras ser acusado de abusar de varias mujeres durante casi 30 años.

Weinstein niega haber cometido ninguna agresión sexual, pero cada vez más mujeres lo acusan. La actriz británica Lysette Anthony dijo que el productor la atacó en su casa en Londres al final de la década de 1980. Otra mujer, no identificada, denunció que fue violada en 1992.

La decisión de expulsar a Weinstein es muy significativa dentro de la industria y supone un cambio en la forma en que se tratan estos escándalos. La institución sienta así un precedente que le obligará en el futuro a pronunciarse sobre el comportamiento de sus socios.

En los últimos días han saltado a la prensa nombres como Bill Cosby, Roman Polanski o Mel Gibson, miembros de la Academia acusados formalmente desde violación hasta violencia doméstica.

El comunicado de la institución parece apuntar que quiere aprovechar este caso para iniciar un cambio profundo de cultura en Hollywood respecto a los abusos sexuales. “Lo que está en cuestión aquí es un problema muy preocupante que no tiene sitio en nuestra sociedad”, dice el comunicado de la Academia.

Weinstein, de 65 años, es uno de los fundadores (junto a su hermano Bob) de la productora Miramax en la década del ’80. El éxito de sus películas, desde Sexo, mentiras y videos; Shakespeare apasionado, El discurso del Rey, El artista, Pandillas de Nueva York, Pulp Fiction, hasta El señor de los anillos y Bastardos sin gloria, entre muchas otras, lo convirtió en uno de los hombres fuertes de la industria.

Facebook Comments