ICE anuncia suspensión de redadas en zona de incendio de California


El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) suspenderá sus operaciones de control de inmigración en las áreas afectadas por los incendios en el norte de California, informó el organismo a través de un comunicado.

“El ICE está profundamente preocupado por la devastación que los incendios forestales han causado en partes importantes del norte de California. Nuestros pensamientos permanecen con aquellos afectados por esta tragedia, aunque nuestra máxima prioridad sigue siendo la preservación de la vida y la seguridad donde sea posible”, se lee en el boletín.

“En consideración con estas circunstancias angustiosas, el ICE continuará la suspensión de las operaciones rutinarias de control de inmigración en las zonas afectadas por los incendios en el norte de California, excepto en el caso de que un delincuente presente una amenaza a la seguridad pública”, especificó el organismo.

“Del mismo modo, la aplicación de las leyes de inmigración no se llevará a cabo en los sitios de evacuación o en centros de asistencia como refugios o bancos de alimentos”, concluyó la declaración del ICE.

Además, el mensaje insistió en algo que las autoridades locales han resaltado en los últimos días para disipar rumores de que a los evacuados les estaban preguntando por su estatus migratorio en los refugios. ICE aclaró que no se están haciendo detenciones en los albergues, centros de asistencia para los damnificados o en bancos de comida.

Más de 20,000 personas han tenido que dejar sus hogares huyendo de las incontenibles llamas de los incendios. En medio de la emergencia cientos de personas han sido reportadas como desaparecidas en el condado de Sonoma, uno de los más afectados por el fuego más peligroso, llamado ‘Tubbs’.

Funcionarios locales han pedido a los evacuados que se reporten con las autoridades para ponerlos en contacto con sus familiares y así reducir el número de personas que no han podido ser localizadas, pero se cree que muchos de ellos podrían no estar acudiendo a los albergues habilitados debido al temor de ser cuestionados sobre su situación migratoria.

El sheriff del condado de Sonoma, Rob Giordano, dijo en conferencia de prensa el miércoles que eso es falso: “Existe un rumor de que están revisando el estatus migratorio de la gente en los refugios y eso no es cierto”, aclaró.

En una reunión pública en Napa este jueves por la noche, el representante de Estados Unidos, Mike Thompson (D-St. Helena) dijo a los residentes que la aplicación de la ley de inmigración es “comúnmente suspendida” en caso de un desastre natural como un incendio o un huracán.

Los cuerpos de bomberos, poco a poco, parecen ganar algo de terreno a las llamas en el condado de Sonoma, donde después de fuertes y atípicos vientos de hasta 110 km/hora, la noche del jueves y la madrugada del viernes los vientos se calmaron y aumentó la humedad del aire.

En total, los 15 incendios han quemado más de 212,000 hectáreas, y se espera que el número de fallecidos aumente a medida que avanzan los esfuerzos de búsqueda.

Facebook Comments