Trump impulsa muro a cambio de acuerdo para ‘dreamers’

El presidente Donald Trump afirmó que permitirá la legalización de los “Dreamers” si el Congreso adopta una ley que incluya un muro fronterizo,  la deportación de niños no acompañados en la frontera,  y un sistema de visas con base a “mérito”.  Su paquete migratorio se topó con el rechazo general de los demócratas y grupos pro-inmigrantes.

“Sin estas reformas, la inmigración ilegal y la migración en cadena, que injusta y severamente abruman a los trabajadores y contribuyentes, continuarán sin fin”, afirmó Trump, al explicar que el paquete refleja la revisión que ordenó sobre los problemas del sistema migratorio.

“La reforma migratoria debe crear más empleos, salarios más altos, y más seguridad para los estadounidenses, ahora y para futuras generaciones. Las reformas delineadas… son necesarias para garantizar la prosperidad, oportunidad y seguridad para cada miembro de nuestra familia estadounidense”, puntualizó.

La administración de Donald Trump entregó al legislativo una larga lista de demandas que deberán cumplirse antes de alcanzar un pacto sobre los hasta ahora beneficiarios del programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

A principios del mes pasado el gobernante republicano decidió el fin de ese mecanismo, puesto en vigor en 2012 por la administración de Barack Obama (2009-2017), y dio seis meses de plazo al Congreso para tratar de buscar una alternativa a la situación de esos jóvenes.

Pero, según lo difundido este domingo, antes de permitir el otorgamiento de un estatus legal a los traídos a Estados Unidos cuando eran niños, Trump insistirá en conseguir financiamiento para su polémico muro en la frontera con México y la contratación de otros 10 mil agentes de inmigración.

Las exigencias también incluyen negar fondos federales a las llamadas ciudades santuario, mayores recursos para perseguir a los inmigrantes indocumentados, leyes más estrictas para los solicitantes de asilo y el endurecimiento de la frontera para impedir la entrada de niños centroamericanos.

La Casa Blanca fue más moderada en su comunicado, en el que menciona el DACA como uno de muchos asuntos que han sido tratados, incluidos una reforma impositiva y la infraestructura.

En este sentido, la secretaria de prensa de la Presidencia, Sarah Huckabee Sanders, manifestó que “si bien el DACA y la seguridad fronteriza han sido discutido, excluir el muro no es algo que se haya acordado”.

En respuesta, el portavoz de Schumer, Matt House, respondió a Huckabee Sanders a través de Twitter: “El presidente ha dejado claro que seguirá impulsando el muro, sólo que no como parte de este acuerdo”.

Facebook Comments