Estados Unidos suspende la emisión de visados en Turquía por seguridad

La embajada de Estados Unidos en Turquía anunció que suspenderá temporalmente la emisión de visados para viajar a EEUU, con el objetivo de minimizar el número de visitantes a sus legaciones en ese país por “motivos de seguridad”, a lo que Ankara respondió poco después con una medida similar.

“Para minimizar el número de visitantes a nuestra embajada y consulados mientras dure esta evaluación, hemos suspendido con efecto inmediato todos los servicios de visados, salvo los de inmigración, en todas las instalaciones diplomáticas estadounidenses en Turquía”, concluye la nota.

En respuesta, la Embajada de Turquía en Washington ha señalado que “los acontecimientos recientes han forzado al Gobierno de Turquía a reevaluar el compromiso del Gobierno de Estados Unidos con la seguridad de las instalaciones y el personal de la misión turca”.

La decisión de Estados Unidos llegó después de que las autoridades de Turquía ordenaran que Metin Topuz, trabajador del consulado estadounidense en Estambul, permanezca bajo custodia por cargos de terrorismo.

Topuz, detenido el 4 de octubre, está acusado de mantener lazos con el clérigo islamista Fetulá Gulen, residente en Estados Unidos y al que Ankara acusa de estar detrás del intento de golpe de Estado de julio de 2016.

Hamza Ulucay, un traductor del Consulado de Estados Unidos en la sureña provincia de Adana, fue arrestado en marzo por presuntos vínculos con militantes kurdos ilegales.

La declaración de Estados Unidos dijo que la suspensión de los servicios de visas para no inmigrantes era “efectiva inmediatamente” para minimizar el número de visitantes a la Embajada y Consulado de los Estados Unidos por ahora.

Los servicios suspendidos afectarán a negocios, turismo, tratamiento médico, estudiante, visitante de intercambio, miembro de la tripulación, medios de comunicación y periodista, comerciante de tratados, visas diplomáticas y oficiales.

Las relaciones entre Turquía y los Estados Unidos han estado tensas por los desacuerdos sobre los militantes kurdos sirios, que Estados Unidos apoya en la guerra contra el grupo del Estado islámico.

Turquía los considera un grupo terrorista y una extensión del Partido de los Trabajadores del Kurdistán o PKK, que ha llevado a cabo una insurgencia dentro de las fronteras de Turquía por más de 30 años.

Facebook Comments