España promete “medidas” si se declara la independencia de Cataluña

El gobierno español pidió al líder secesionista catalán Carles Puigdemont que no se lance “al precipicio” con una declaración unilateral de independencia, cuando la peor crisis de la democracia española moderna encara 24 horas dramáticas.

Puigdemont tendrá una primera oportunidad de hacerlo en su comparecencia ante el Parlamento regional catalán tras el referéndum de autodeterminación prohibido del 1 de octubre. Según los separatistas en éste la secesión logró el 90% de los votos con una participación del 43%.

“Si este señor declara unilateralmente la independencia, habrá que tomar medidas, y esa decisión será del gobierno de España”, dijo la vicepresidenta del gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría a la emisora de radio COPE. “Que no se tiren al precipicio”, insistió.

En un caso extremo, el Gobierno de Rajoy podría aplicar el artículo 155 de la Constitución, que permite intervenir o suspender la autonomía de la región para forzarla a cumplir con sus obligaciones.

Sáenz de Santamaría recordó en la entrevista, que ese artículo no se aplicó nunca en España, pero no descartó que el Gobierno recurra a él y aseguró que en cualquier caso lo haría buscando el máximo apoyo de otros partidos constitucionalistas.

Apoyo que recibió de inmediato del líder de la oposición, el socialista Pedro Sánchez, que instó al diálogo entre Madrid y Barcelona pero adelantó que apoyará la respuesta del Gobierno español al desafío secesionista en Cataluña.

El líder del primer partido de la oposición española, el socialista Pedro Sánchez, también pidió a Puigdemont que “pare máquinas”.

“Ojalá que, si nos está viendo, nos escuche, que pare las máquinas y no haga la declaración unilateral de independencia”, dijo Sánchez en conferencia de prensa en Barcelona, asegurando que apoyará “la respuesta del estado de Derecho ante la quiebra unilateral de la convivencia entre los españoles”.

Pero el líder del tercer partido del parlamento español, Ciudadanos, Albert Rivera, partidario de invocar el 155, advirtió que “tarda, por motivos procesales, cinco o seis días en aplicarse”.

El ‘sí’ a la ruptura con España ganó con un 90 por ciento el polémico referéndum no autorizado celebrado el 1 de octubre en Cataluña, en parte porque los partidarios del “no” consideraban ilegal la consulta y no hicieron siquiera campaña.

Con 7.5 millones de habitantes y un 20 por ciento del producto interno bruto (PIB) de España, Cataluña es una las regiones más ricas y pobladas del país.

La escalada del desafío independentista abrió la peor crisis institucional de las últimas décadas en España y un foco de inestabilidad en Europa que vivirá mañana un día crucial con la declaración de Puigdemont en el Parlament.

Facebook Comments