Che Guevara, 50 años de la muerte de una de las figuras más icónicas del siglo XX

Medio siglo después de su muerte en la selva boliviana, Ernesto “Che” Guevara, figura mítica de la acción revolucionaria armada durante la Guerra Fría, recibirá homenajes en Cuba y en Bolivia.

En Cuba, donde todos los escolares comienzan la jornada haciendo el juramento de “seremos como el Che”, el mausoleo que guarda los restos del “guerrillero heroico” desde 1997 en la ciudad de Santa Clara será el escenario principal de los actos conmemorativos.

El presidente Raúl Castro, sucesor de su hermano Fidel, fallecido el año pasado, debe acudir a rendir homenaje a quien solía llamar “el argentino” en esta ciudad del centro de la isla, que Guevara tomó tras una decisiva batalla contra las tropas del dictador Fulgencio Batista (1952-1958).

Guevara nació el 14 de junio de 1928 en Rosario, provincia de Santa Fe (Argentina). Participó junto a Fidel Castro en la lucha en Sierra Maestra, al este de Cuba, donde llegó a ser nombrado ‘comandante’. Tras el triunfo de la Revolución cubana en 1959, ocupó distintos cargos del gobierno de Castro como Ministro de Industria o presidente del Banco Central de Cuba (BCC).

El Che fue capturado y ejecutado de manera clandestina por el Ejército boliviano en colaboración con la CIA el 9 de octubre de 1967 en Bolivia.

El vicepresidente cubano, Ramiro Valdés y los cuatro hijos del argentino-cubano llegaron a ese país para participar en los homenajes que hará el Gobierno boliviano en memoria del revolucionario.

El acto principal estará encabezado por el presidente, Evo Morales.

Desde su cuenta de Twitter Evo expresó “como hoy, en 1967, el Ejército boliviano, hiere y captura a Ernesto “Che” Guevara en la Quebrada del Yuro”.

Y agregó “el espíritu revolucionario del Che Guevara nos dejó forjada la lucha contra el imperialismo. Hasta la victoria siempre. ¡Patria o Muerte!”.

“En Cuba, el ‘Che’ fue erigido como un verdadero santo de la Revolución”, destaca Michael Shifter, presidente del centro de análisis Diálogo Interamericano de Washington. “El ‘Che’ representa los años románticos de la Revolución, cargados de una buena dosis de utopía (…). Por ello no es de extrañar que siga siendo una figura popular y en ocasiones hasta mítica”, añade Shifter.

En el mundo, la imagen de culto del guerrillero -la foto que le tomó el cubano Alberto Korda en 1960- continúa siendo un objeto comercial, reproducido en millones de camisetas, afiches y gorras que portan jóvenes de los cinco continentes, pero también estrellas del deporte y la música.

La extrema izquierda europea nacida de los sucesos de 1968 y la intelectualidad contribuyeron por años a la popularidad de este hombre, célebre por su intransigencia y voluntad de hierro, pese a fuertes limitaciones físicas derivadas del asma que padeció desde niño.

Facebook Comments