El guardia de seguridad latino que y evitó que la masacre de Las Vegas fuera mayor

Jesús Campos es el guardia de seguridad desarmado que se convirtió en un héroe en la masacre de Las Vegas, donde Stephen Paddock mató a 59 personas e hirió más de 500.

El vigilante desarmado fue el primero en llegar a la habitación el piso 32 del hotel Mandalay Bay, pero cuando Paddock supo que estaba ahí, disparó a la puerta, hiriendo al guardia en la pierna derecha.

Debido a la acción de Campos, el tirador se distrajo y se envió un reporte a los elementos de la Policía Metropolitana de Las Vegas, para llegar al cuarto… pero entonces Paddock ya se había suicidado.

El alguacil Joseph Lombardo, de la Policía Metropolitana de Las Vegas, reconoció que esa labor fue muy importante. “Recibimos información a través de su centro de control… que nos ayudó a localizar donde estaba este individuo escondido (Paddock) “, dijo.

El Sindicato Internacional de Profesionales de Seguridad, Policía y Bomberos de América, que representa a varios guardias de seguridad del hotel reveló la identidad del hombre.

“Sólo queremos asegurarnos de que el señor Campos y todos nuestros oficiales sean reconocidos por lo que hacen todos los días, que es proteger a la gente”, expresó su director, Dave Hickey, en declaraciones a The Daily Beast.

El vigilante, que se encontraba desarmado, acudió a la habitación de la planta 32 e, incluso, llegó a llamar a la puerta con la intención de poner fin a los disparos.

La respuesta de Paddock fue disparar desde el otro lado de la pared, hiriendo a Campos en la pierna.

Cuando llegaron las fuerzas del orden, 12 minutos después de que se produjera el primer disparo, Campos les indicó donde se encontraba el sospechoso y les dio las llaves de la habitación.

“Dio a nuestros oficiales la tarjeta para entrar al cuarto y continuó desalojando habitaciones hasta que se le ordenó que buscara atención médica”, explicó Lombardo. Además de ir sólo estaba desarmado. Solo llevaba un palo de seguridad. Las escaleras estaban bloqueadas y llegó hasta el piso 32 en ascensor.

El guardia de seguridad recibió un balazo en la pierna derecha. “Es increíble que no sufriera más heridas”, manifestó el alguacil.

De acuerdo con la televisora CNN, ya abandonó el hospital, aunque tendrá que pasar pronto por el quirófano para que le extirpen la bala. Campos ha sido convertido en héroe por los medios estadunidenses, pero poco se sabe de él más allá de su nombre y su origen latino.

Facebook Comments