Encuentran un arsenal de 42 armas, cientos de municiones y explosivos en la casa del autor de la matanza de Las Vegas

Es ya la mayor matanza por arma de fuego en EEUU: al menos 59 muertos y más de 527 heridos. En los numerosos vídeos de la masacre de Las Vegas pueden apreciarse todos sus elementos: la multitud en el concierto, la súbita aparición de un sonido rítmico y sincopado, el desconcierto y el terror.

Los 22.000 asistentes al Festival de la Cosecha Ruta 91 se giran, sorprendidos y pronto aterrados; alguna cámara apunta al cercano hotel Mandalay Bay, sin ver nada. Domina el espanto.

El tirador, aunque ellos no pueden saberlo, está en el piso 32 del enorme hotel; menos de 350 metros le separan de la zona de conciertos y dispara en ráfagas; en su detallado análisis, The New York Times concluye que realiza 90 disparos en apenas 10 segundos.

Pero desde, al menos, 1986 las armas automáticas, que disparan sin cesar mientras se mantenga apretado el gatillo y haya munición, están estrictamente reguladas en los EEUU.

Stephen Paddock poseía un total de 42 armas de fuego entre su casa de Mesquite, a unos 130 kilómetros del lugar de los hechos, y la habitación del hotel donde se hospedaba.

Las autoridades encontraron 23 de esas armas en la habitación del hotel desde donde Paddock disparó a discreción a las 22.000 personas que asistían a un concierto al aire libre de un festival de música country, según ha informado Todd Fasulo, ayudante del sheriff del condado de Clark, al que pertenece Las Vegas.

Otras 19 armas de fuego han sido halladas en su residencia de Mesquite, pequeña ciudad del estado de Nevada, donde también se encuentra Las Vegas.

Paddock, según Fasulo, poseía también dos dispositivos que, colocados en la culata de sus armas semiautomáticas, le permitieron abrir fuego de forma completamente automática. Además, la policía encontró en el coche del atacante varios kilos de nitrato de amonio, un material empleado para la fabricación de explosivos.

Las autoridades descubrieron un total de 23 armas en la habitación del hotel Mandalay Bay, desde donde disparó a una multitud que asistía a un concierto. Entre esas armas había dos rifles con visores y trípodes posicionados frente a dos ventanas que estaban rotas, según el diario “The New York Times”. El “Wall Street Journal” precisa que había rifles automáticos y armas del estilo AR-15 y AK-47.

El sheriff local, Joseph Lombardo, aseguró que en la casa de Paddock en Mesquite se incautaron 19 armas, explosivos, cientos de municiones y aparatos electrónicos. También explicó que aún se investigan otros escenarios, como el lugar del concierto y una casa que el atacante tenía en Reno, al norte del estado. En el auto de Paddock, estacionado en el hotel de Las Vegas, se encontró nitrato de amonio, un fertilizante que sirve también como precursor del amonal.

Facebook Comments