Trump incluye en un nuevo veto migratorio a Venezuela y a Corea del Norte

El gobierno de Estados Unidos amplió su polémica prohibición de entrada a personas de Corea del Norte, Venezuela y Chad. La Casa Blanca dijo que las nuevas restricciones son consecuencia de una revisión del intercambio de información por parte de gobiernos extranjeros.

Donald Trump emitió una proclamación presidencial en la que destacó que se están “tomando medidas para proteger la seguridad del pueblo estadounidense”. “La seguridad de Estados Unidos es la prioridad número uno. No vamos a admitir en nuestro país a personas que no podemos investigar de manera segura”, dijo también Trump en un tuit.

En la selección de los ocho países, la Casa Blanca asegura que ha empleado un triple criterio: el riesgo para la seguridad nacional estadounidense, la fiabilidad de los pasaportes y documentos de identidad, y el intercambio de información sobre sospechas terroristas y antecedentes criminales.

Un cambio básico respecto a la primera orden radica en que cada nación es tratada de forma diferenciada. El caso de Venezuela lo ilustra. La prohibición de entrada se basa en la falta de cooperación de Caracas en la identificación de riesgos para la seguridad nacional estadounidense.

“Esto no impide, sin embargo, que se pueda verificar por fuentes alternativas la ciudadanía e identidad de los venezolanos. Por tanto, las restricciones impuestas en esta proclamación se centran en los funcionarios del Gobierno de Venezuela responsables de los fallos detectados”, indica la orden, que advierte, con todo, que los poseedores de visados serán sometidos a medidas adicionales.

Distinto y más radical es el trato a Corea del Norte. Washington considera que no cumple ninguno de los criterios y, por tanto, prohíbe la entrada de sus ciudadanos, ya sean inmigrantes o no.

Irán también sufre un veto casi absoluto, aunque se permite que prosigan los programas de intercambio de estudios. Y en el caso de los somalíes se les impide emigrar, pero se les autoriza la visita bajo fuerte controles.

El alcance completo de las restricciones se irá conociendo conforme pasen los días. El primer veto, emitido el pasado 27 de enero, cuando aún se sentía el ardor de la campaña, desató una gigantesca ola de protestas.

La amplitud de las restricciones, su sesgo islamófobo y el propio vitriolo de Trump mostraron al mundo el rosto más feroz y xenófobo de la nueva Administración. El rechazo fue recogido por los jueces de primera instancia y dio pie a una casi inmediata paralización del veto.

Los países afectados por la nueva medida son Irán, Libia, Siria, Yemen, Somalia, Chad, Corea del Norte y Venezuela, precisó Trump en su notificación oficial, que entrará en vigor el próximo 18 de octubre.

“Corea del Norte no coopera con el gobierno de los Estados Unidos en ningún aspecto y no cumple con todos los requisitos para compartir información”, recoge el texto. Un funcionario de la administración Trump ha reconocido que el número de norcoreanos que viajan actualmente a Estados Unidos es muy bajo.

Facebook Comments