Twitter suspende 300.000 cuentas vinculadas al terrorismo durante primer semestre

Twitter Inc dijo que sus controles internos le estaban permitiendo eliminar cuentas usadas para “promover el terrorismo” anticipadamente en vez de responder a pedidos gubernamentales de cerrarlas.

Estados Unidos y varios gobiernos europeos han presionado a compañías de redes sociales como Twitter, Facebook Inc y Google, de Alphabet Inc, para que hagan más en la lucha contra la radicalización online, en particular por grupos islamistas violentos.

Según informó la compañía en la mitad de este año se han eliminado 299.649 cuentas por “promover el terrorismo”, lo que significa una disminución del 20% desde los seis meses previos, aunque no dio una razón para la caída. De estas tres cuartos fueron suspendidas antes de que enviaran su primer tuit.

Menos de un 1% de las suspensiones de cuentas se debieron a pedidos gubernamentales, dijo la compañía, mientras que un 95% fue resultado de los esfuerzos internos de la red social para combatir el contenido extremista con “herramientas patentadas”, desde un 74% registrado en su último reporte de transparencia.

A nivel global, la compañía ha recibido 16.818 reportes y 7.551 denuncias de cuentas, de los cuales, 16.414 reportes y 6.299 denuncias de cuentas se realizaron en relación con contenidos abusivos, de los que la compañía ha tomado acción sobre el 12%, apartado que ha ocupado el 98% de las peticiones realizadas por los gobiernos.

El otro 2% de las peticiones gubernamentales corresponde a cuentas que se enmarcan en la promoción del terrorismo, que en total ha motivado 338 reportes y 1.200 denuncias de cuentas, de los cuales se han ejecutado el 92%.

En total, y desde el 1 de agosto de 2015 hasta el 30 de junio del presente año, Twitter ha suspendido 935.897 cuentas relacionadas con la promoción del terrorismo en todo el mundo.

La estrategia de seguridad que la red social está poniendo en marcha para perseguir y censurar la difusión de tales contenidos se enmarca en un proyecto de gran envergadura creado a finales de 2016 por varios de los gigantes tecnológicos, entre los que también destacan Facebook, YouTube and Microsoft.

El proyecto consiste en una gran base de datos colectiva que pretende identificar la huella digital de contenidos sospechosos. De esta forma, Twitter afirma que durante el pasado semestre consiguió confirmar en un 95 % de los casos cuándo un perfil era suspendido por estar ligado al terrorismo.

Facebook Comments

Autor entrada: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.