Apple presenta el iPhone X y el iPhone 8

Con los últimos compases de All you need is love de The Beatles se ha estrenado el teatro Steve Jobs, con la voz de fondo del fundador de Apple recordando que las emociones son las que nos hacen ser nosotros mismos.

La compañía ha apelado a sus orígenes para reinventar de nuevo su aparato más icónico, el iPhone, que cumple 10 años este 2017. Apple renueva su gama de productos: nuevo reloj, tres iPhones y una promesa de aparato para el hogar.

Vuelve a ponerse en la vanguardia, pero también en la generación de deseo. Su altavoz inteligente, HomePod, también se espera para diciembre. Quieren así ponerse en la lista de compras navideñas y tener control de la fabricación y demanda.

Este dominio del mercado es también parte de la magia comercial de Apple, una empresa que nació a finales de los setenta, pero volvió a nacer a finales de los noventa otra vez, cuando su fundador Steve Jobs la sacó del bache en el que estaba atascada.

Repite fórmulas de los competidores aunque, en teoría, con algunas mejoras en el desempeño. Se trata de un teléfono premium pero no disruptivo.

El chip A11 Bionic de seis núcleos se destaca por ser un 25% más veloz que el procesador del iPhone 7. También añade un GPU más potente que permite obtener gráficos únicos, según se remarcó en el encuentro.

El uso del reconocimiento facial (Face ID) para desbloquear el teléfono no es nuevo. Está presente desde la versión Android 4.0, sin embargo siempre fue considerada una herramienta muy vulnerable: en más de una ocasión se pudo engañar a los sensores con una simple fotografía.

El elevado valor del equipo es uno de los aspectos más cuestionables. El iPhone X de 64 GB se venderá en Estados Unidos a partir de los USD 999 y el de 256 GB, a partir de USD 1149.

Las telefónicas locales también ofrecerán opciones de planes en torno a los USD 50 por mes.

La preventa se iniciará el 27 de octubre y el equipo estará disponible desde el 3 de noviembre. Se ofrecerá en tono gris espacial y plata.

El iPhone X suma varias características ya presentes en sus competidores. Sin dudas son aspectos que valía la pena incorporar pero también hay que destacar que hoy Apple ya no es aquella marca vanguardista que supo ser cuando lanzó el primer iPhone, que sin dudas marcó un antes y un después en el mundo de la telefonía y la comunicación en general.

Facebook Comments

Autor entrada: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.