Real Madrid firmó su décima Supercopa de España con un “baile” a Barcelona

El Real Madrid se impuso por 2 a 0 al Barcelona en el Estadio Santiago Bernabéu por la Supercopa de España en el cual el equipo blanco mostró un juego muy superior al catalán.

Con un juego abierto y también consolidado en el centro de campo, el Real Madrid consiguió robarle la pelota al Barcelona y crear jugadas de gol con Modric y Kroos creando fútbol.

Los catalanes quisieron cambiar el sistema de juego hacia un 3-5-2 tras el baño que recibió en el Camp Nou y por el cual terminó perdiendo 1-3.

La final se presentaba para el Barcelona como la mejor oportunidad para huir de la depresión y trasladar a su afición un soplo de optimismo tras la fuga de Neymar. Frenar el ciclo victorioso madridista era el objetivo, pero instalado siempre en un escalón anímico inferior a un Real Madrid en estado de gracia, su realidad fue cruda. Los de Zidane sacaron a relucir sus debilidades y provocaron impotencia y desesperación. Los fichajes le urgen. Construir una nueva ilusión.

El Bernabéu entraba en éxtasis con un nuevo golazo de Marco Asensio. Le bastaron cuatro minutos para conseguir lo que Bale aún no ha hecho en toda la pretemporada. De un saque de banda inventó un zurdazo espectacular, con una parábola imparable para Ter Stegen y que provocaba un gesto mayoritario en la grada, las manos en la cabeza y cara de asombro. El niño lo había vuelto a hacer.

Modric hacía sombreros y Varane le ganaba en carrera a Suárez. Lo que se veía en el campo no era un partido, era el ciclo. El dichoso ciclo. Se extendía una sensación de superioridad individual, colectiva luego, e institucional después en cada balón.

El Madrid jugaba entre palmas, eso parecía Casa Patas y en el 38 llegó el gol. Culminaba una larguísima posesión, para más inri. Marcelo la metió en el área y Benzema se adelantó a un Umtiti poco afortunado. La defensa del Barça crujía.

Los culés han inventado un pasatiempo nuevo: hacer plantillas hipotéticas con lo que ha pagado Bartomeu por los suyos. Es como un Comunio de la resignación. Miraban a Ceballos y contaban Dignes.

El Madrid viene de ganar la Supercopa de Europa y completa un año de ensueño con Liga de España y Champions League en su palmarés. Con la Supercopa de España ya conseguida, apuntaría a defender el título del Mundial de Clubes y cerrar el 2017 con un quintete de títulos asombroso.

Real Madrid selló la Supercopa de España sin Cristiano Ronaldo en el campo, después de su expulsión y sanción en el partido de ida.

Zinedine Zidane ha ganado siete títulos con el Real Madrid desde que es entrenador en enero de 2016: un año y medio. Todo una marca.

Facebook Comments