Rafa Márquez, el “Patrón” del fútbol mexicano acusado de vínculos con el narcotráfico

El capitán de la selección mexicana de fútbol, Rafa Márquez, fue sancionado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos por mantener lazos con el narcotráfico, informó el organismo norteamericano.

Márquez, actual capitán del Atlas mexicano y exjugador del Barcelona de España, forma parte de una lista de 22 personas y 43 entidades, entre ellas el Grand Casino de Guadalajara y un club de fútbol, sancionadas por haber participado en una red de narcotráfico liderada por el mexicano Raúl Flores Hernández, según el Departamento del Tesoro estadounidense.

“El conjunto de los bienes de esas personas, así como de las entidades, han sido congeladas mientras que los ciudadanos estadounidenses tienen prohibido negociar con ellos”, añadió.

Márquez negó tener cualquier relación con organizaciones criminales tras ser acusado de nexos con el narcotráfico por el departamento estadounidense del Tesoro.

“Aclaro que no y nunca he participado en ninguna de estas organizaciones que se me han mencionado o que se han ventilado en diversos medios de comunicación”, dijo el futbolista en un mensaje a medios en la sede del club Atlas, donde milita.

El futbolista de 38 años dijo que se concentrará en el “esclarecimiento de los hechos” con el apoyo de su equipo de abogados.

“Niego categóricamente cualquier tipo de relación con dicha organización y con los hechos referidos”, reiteró el ‘Kaiser de Michoacán’.

“Así como he encarado mi carrera como profesional, hoy en día es mi partido más difícil, e intentaré esclarecer todo esto en cuanto se pueda”, puntualizó.

Rafael Márquez acudió a la Procuraduría General de la República (PGR) para ofrecer su declaración voluntaria.

“Reiterar mi compromiso de apoyar a las diferentes autoridades y gobiernos correspondientes, en la medida que me sea posible, y mantener informados a los medios de comunicación de esta situación”, dijo.

“Pido respeto hacia mi familia, y hacia mi situación, porque no es una situación normal, es una situación difícil, y les pediré que tengan el mayor respeto posible”, declaró el futbolista mexicano.

Facebook Comments