Jim Mattis afirma que guerra con Corea del Norte sería “catastrófica”

El secretario de Defensa de los Estados Unidos (EE.UU), Jim Mattis, advirtió que una guerra con Pyongyang sería “catastrófica”.

“La guerra sería más catastrófica, incluso, que la Guerra de Corea (1950-53), que arrasó la Península de Corea antes de dividirla en dos y los esfuerzos diplomáticos están rindiendo frutos”, expresó Mattis.

Mattis, conocedor de la compleja relación con Corea del Norte, país aliado de China, apuntó que su responsabilidad es tener las opciones militares listas en caso de que sean necesarias, pero subrayó que el esfuerzo estadounidense está concentrado actualmente en la diplomacia.

“El esfuerzo estadounidense es conducido por la diplomacia, tiene una tracción diplomática; está logrando resultados diplomáticos, y yo quiero permanecer ahí”, indicó.

El titular de Defensa dijo que el Departamento de Estado está haciendo todo lo posible para resolver la “amenaza global” que representa la actitud de Corea del Norte por la vía diplomática, pero el presidente de EE.UU., Donald Trump, puso, desde su llegada al poder, énfasis en la disuasión nuclear.

“Se debe destacar que con las alianzas militares aliadas combinadas ahora poseemos las más precisas, entrenadas y robustas capacidades ofensivas y defensivas de la Tierra”, añadió Mattis, en una dura advertencia.

En este entorno se dejó ver Trump, por sorpresa, acompañado del vicepresidente Mike Pence. Sin aclarar a qué se refiere cuando habla de “fuego y furia”, el presidente zanjó así el debate en torno a si sus guerreras palabras eran apropiadas o no.

Trump apuntó que Corea del Norte debería estar “muy, muy nerviosa”, según recogen los medios estadounidenses, y urgió a Pyonyang a organizarse si no quiere tener un “problema como pocas naciones han visto”.

Esta retórica llueve sobre mojado, con la diferencia de que este miércoles la República Democrática Popular de Corea dio detalles de un posible ataque con misiles en aguas próximas a la Isla de Guam -y que sobrevolarían Japón-, que estimaban podría llevarse a cabo a mediados de agosto.

Los avisos del Pentágono tienen lugar después de que Trump advirtiera el martes a la dictadura de Corea del Norte de responder con “furia y fuego” si seguía realizando amenazas militares y nucleares, algo a lo que Pyongyang contestó amenazando con bombardear la isla de Guam.

El cruce de amenazas llega después de que Corea del Norte probara con éxito dos misiles intercontinentales y de que se haya revelado que la inteligencia estadounidense considera que el régimen de Kim Jong-un ha desarrollado una ojiva nuclear que se puede montar en un misil.

Facebook Comments