Frenar el cambio climático es el primer paso para evitar situaciones apocalípticas en California

Es muy probable para el año 2100 la temperatura global haya aumentado 2 grados centígrados (o 3,6 grados Fahrenheit).

Esa es la conclusión más amenazante a la que llegaron dos estudios diferentes, usando metodologías completamente distintas, que fueron publicados en la revista científica Nature Climate Change.

El primer estudio usó análisis estadísticos para demostrar que hay un 95% de probabilidades de que la Tierra se caliente más de 2 grados al final del siglo y apenas un 1% de posibilidades de que el aumento esté por debajo de los 1,5 grados.

Luego de la desafortunada salida de los Estados Unidos del Acuerdo de París por decisión del presidente Donald Trump, muchos Estados decidieron continuar con las buenas políticas medioambientales y de lucha contra el cambio climático que ya venían impulsando con el apoyo del gobierno federal en la era Obama.

Por suerte para el mundo, y también para el país norteamericano, aquellos Estados ya están actuando y autoimponiéndose metas muy ambiciosas en materia ambiental y energética.

Uno de los casos más emblemáticos es el de California, que es el Estado más poderoso y poblado del país. Su economía es la sexta más grande del mundo, y su población es similar a la de todo el territorio argentino, lo que representa el 12 por ciento de la población norteamericana.

Empleando los patrones de emisiones actuales, y en comparación a las temperaturas de 2010, Walton estima que para 2100 las diferentes áreas del sur de California podrían evolucionar de la siguiente forma: Santa Mónica pasaría de máximas de Fº 70 a 77; Downtown de Fº 85 a 92; San Bernardino de Fº 96 a 103, Pasadena de Fº 91 a 98 y el máximo aumento sucedería en Palm Spring que pasaría de Fº 107 a 116.

California Ocean Science Trust dice que los niveles del mar en el estado ya están subiendo dos veces más rápido que en la década de 1990. Para el año 2100, los niveles del océano en el sur de California podrían aumentar hasta 3.6 pies si la temperatura global promedio aumenta más de 2ºC. Si los países consiguen mantener el aumento de la temperatura por debajo de ese punto, los niveles del mar local probablemente aumentarían 2.5 pies.

El aumento del nivel del mar conducirá a más inundaciones costeras debido a fuertes tormentas y a una mayor erosión, de acuerdo con un informe de 2017 de esta misma entidad. Las áreas al sur de Los Ángeles, en particular Long Beach y partes del condado de Orange, serán las más afectadas por inundaciones, aseguran los científicos.

Los californianos tienen muchas opciones para ser más respetuosos con el medio ambiente. Dado que la mayoría de la contaminación atmosférica en el sur de California proviene de automóviles y camiones, los vehículos de cero emisiones suponen un buen comienzo.

Facebook Comments