El robot que vigila un centro comercial en Washington

No es cualquier guardia de seguridad. Este es Steve, el nuevo empleado de este centro comercial de Washington. Este robot está programado para determinar si hay una amenaza y alertar a la autoridad correspondiente.

Para eso, está equipado con una cámara de 360 grados, reconocimiento de placas de automóviles, cámara infrarroja, micrófonos direccionales, sensores de proximidad, entre otros artilugios.

Steve, un modelo de 1.50 metros de altura y 136 kilos, había empezado a patrullar los alrededores del Centro Georgetown WaterFont

Steve llevaba tan solo una semana trabajando en un complejo residencial con restaurantes y oficinas y se arrojó luego de pocos días desarrollando sus capacidades de seguridad.

El androide estaba siendo supervisado para poder revisar y remediar cualquier error en el sistema. Sin embargo, el policía cibernético se dirigió de cabeza a una fuente. Se desconocen las causas exactas del hecho.

Allison Johnson, directora de Property Management MRP Realty, menciona que Steve puede servir en casos de vandalismo, sobre todo en la noche tarde, cuando no hay un oficial cerca.

“El robot puede recolectar datos en torno a ese incidente que pueden ser usados para prevenirlos en el futuro”, explica.

La compañía asegura que no buscan remplazar a los humanos sino ayudar a una seguridad más efectiva.

Según la empresa que lo creó, Steve todavía estaba “adaptándose” a las calles que tenía programadas para proteger. “Esta fase inicial es nuestra oportunidad para implementar, quitar y remediar los problemas del sistema”, resaltaron los especialistas a la CNN.

“Este tipo de incidente nos demuestra que todavía nos quedan mejoras por hacer para poder contribuir a la seguridad de los vecinos y visitantes del lugar”, agregaron.

Facebook Comments