Trump amenaza con responder con ‘fuego y furia’ a Corea del Norte

El presidente Donald Trump dijo que el arsenal nuclear estadounidense era “mucho más fuerte y más poderoso que nunca”, al tiempo que su secretario de Estado trataba de serenar las aguas con Corea del Norte e insistía que no había “una amenaza inminente”.

En una serie de tuits, Trump ratificó su amenaza de la víspera al publicar un video en el que advierte que Pyongyang recibirá como respuesta a sus amenazas “fuego y furia como el mundo nunca ha visto”.

Trump aseguró: “Mi primera orden como presidente fue renovar y modernizar nuestro arsenal nuclear. Ahora es más poderoso y fuerte que nunca antes”.

“Esperemos no tener que usar jamás este poder, ¡pero nunca llegará el momento en que no seamos la nación más poderosa del mundo!”, tuiteó el presidente.

Esas declaraciones se suman a la advertencia lanzada ayer contra el régimen de norcoreano, al que indicó que si continúa sus amenazas “se va a encontrar con fuego y furia y un poderío que el mundo no visto nunca antes”.

Las declaraciones de ayer, que se dieron el mismo día que la prensa estadounidense reveló que la inteligencia del país considera que Corea del Norte ha construido una ojiva nuclear viable, fueron recibidas con preocupación por políticos demócratas y republicanos.

Como una indesmentible muestra de esa situación, el diario estadounidense The Washington Post informó este martes que, de acuerdo con las conclusiones secretas de expertos de inteligencia, Corea del Norte consiguió miniaturizar una bomba nuclear como para poder colocarla en uno de sus misiles intercontinentales.

Esta capacidad marcaría un nuevo avance en ese rubro del régimen liderado por Kim Jong-un, que se convertiría así en potencia nuclear, según el periódico estadounidense, quien informó que la Agencia de Inteligencia de Defensa completó el informe en julio.

Pionyang probó en los últimos meses varios dispositivos atómicos y lanzó con éxito dos misiles balísticos intercontinentales, capaces de alcanzar el territorio estadounidense, pero aún se dudaba de su capacidad para colocar una bomba atómica en sus lanzadores.

Facebook Comments