Corea del Norte sobre sanciones: “Responderemos con un mar de fuego”

Tras imponerle la ONU nuevas sanciones por sus dos últimos misiles intercontinentales, Corea del Norte vuelve a rebelarse contra la presión de la comunidad internacional.

Justo un día después de que los quince miembros del Consejo de Seguridad decidieran vetar sus importaciones de carbón, hierro, plomo y mariscos, valoradas en mil millones de dólares, el régimen estalinista del joven dictador Kim Jong-un respondió con más amenazas.

“El día que Estados Unidos se atreva a provocar a nuestra nación con armas nucleares o sanciones, su territorio será sumergido en un inimaginable mar de fuego”, advirtió un editorial del diario oficial norcoreano “Rodong Sinmun”.

A su juicio, “el empeño de la banda del presidente Donald Trump por continuar con este atolladero solo tendrá como consecuencia motivar más a nuestro Ejército, y dar más razones a la República Popular Democrática de Corea, para poseer armas nucleares”.

Una vez más, Pyongyang justificó la necesidad de su programa atómico para impedir un posible cambio de régimen orquestado por Washington. “La capacidad de emprender una potente guerra disuasoria es una elección estratégica de defensa para nuestro pueblo, que ya atravesó un conflicto bélico horrendo”, argumentó el periódico.

Estas nuevas sanciones fueron apoyadas por Rusia y China, que es uno de los principales aliados del Gobierno de Kim Jong-un. Al respecto, Donald Trump dijo que estas nuevas sanciones representaría un golpe económico muy duro para Corea del Norte.

Estados Unidos y China -uno de los pocos ‘aliados’ con los que cuenta Corea del Norte- se posicionaron n la reunión de ASEAN en Manila instando al régimen liderado por Kim Jong-un a «no provocar» con misiles y armas atómicas.

El ministro chino de Asuntos Exteriores Wang Yi calificó las sanciones de “respuesta necesaria” a los dos recientes ensayos de misiles intercontinentales de Corea del Norte, y confió en que la presión permita “bloquear de forma efectiva el proceso de desarrollo de armas atómicas” de ese país. Wang Yi mantuvo una reunión con su homólogo de Pyongyang, Ri Yong-ho, en la que recriminó sus ambiciones nucleares.

Facebook Comments