Salió de la cárcel Chelsea Manning, la exsoldado que filtró numerosos documentos a Wikileaks

La exsoldado de Estados Unidos Chelsea Manning, quien le entregó miles de documentos confidenciales al sitio Wikileaks, fue liberada de la prisión militar en Kansas, donde estaba recluida.

Se trató de la mayor filtración de información diplomática y militar clasificada en la historia de EE.UU., razón por la cual la condena que recibió fue la más larga otorgada en casos de filtraciones de material clasificado.

El incidente por el que fue juzgada en los tribunales militares ocurrió en 2010.

Cuando todavía era el soldado Bradley Manning, la exanalista de inteligencia militar filtró en 2010 cientos de miles de documentos sobre las guerras de Irak y Afganistán a la plataforma WikiLeaks en lo que constituye el mayor caso de revelación de secretos en la historia de Estados Unidos. Los papeles contenían muchos detalles que ponían en evidencia a Estados Unidos.

En julio de 2010, Bradley Manning fue arrestado por la divulgación de ese enorme “tesoro” de más de 700.000 documentos clasificados militares y diplomáticos estadounidenses.

Sus abogados consiguieron que se le permitiera iniciar en prisión un tratamiento de hormonas para empezar a transitar a su identidad femenina.

Durante el tiempo que pasó en prisión en la base de Fort Leavenworth, en el estado de Kansas, Manning se sometió a un proceso de cambio de sexo. Según distintos informes, Manning realizó huelgas de hambre e intentó suicidarse varias veces.

Manning, de 29 años, “ha sido liberada del Cuartel Disciplinario de Estados Unidos” en Fort Leavenworth, Kansas, dijo la portavoz Cynthia Smith en una breve declaración.

Tras recibir una sentencia a 35 años de cárcel por esta filtración, fue liberada al cabo de siete años gracias a un indulto que le concedió el presidente Barack Obama antes de dejar el mando.

“Espero aplicar las lecciones que he aprendido, el amor que me han dado y la esperanza que tengo para trabajar para mejorar la vida de los demás”, comentó Manning en un comunicado distribuido por su equipo legal y en el que expresó su agradecimiento a sus simpatizantes y a Obama.

Ya en libertad, Manning seguirá formando parte del Ejército estadounidense, aunque estará de baja mientras se procesa el recurso que presentó contra su condena, que incluía una pena de 35 años de prisión y su expulsión del cuerpo militar, informó a Efe un portavoz del Pentágono poco antes de su liberación.

Aunque no recibirá ningún salario, Manning tendrá derecho a recibir cuidados médicos, detalló este portavoz.

Facebook Comments